Rellenos

Son sustancias que se usan para disimular o atenuar los surcos y arrugas en la cara. También se utiliza para atenuar el volumen de partes de la cara que han ido envejeciendo.

Cuándo considerar los rellenos

Si tiene arrugas profundas en la cara y labios.

Si usted busca un procedimiento mínimamente invasivo, de recuperación rápida y no busca una cirugía para atenuar el envejecimiento de su cara.

 

Pros

  • Las inyecciones son rápidas y poco dolorosas.
  • Los resultados son inmediatos y sin inactividad laboral o social.
  • Los rellenos proporcionan una mejoría sutil que se puede ajustar a las necesidades estéticas de cada persona.

 

Contras

  • Los rellenos son temporales y se deben repetir periódicamente.
  • Algunas personas pueden hacer mínimos moretones (equimosis)

 

¿Es usted candidata para un relleno?                  

-Tiene arrugas en la cara y especialmente en labios y costados de la nariz.

-Quiere mejorar el volumen en alguna área de la mejilla (pómulos) y labios.

 

¿Cómo se aplica el relleno?

Los rellenos se aplican con una jeringa muy pequeña en las zonas de la cara que lo necesiten en una sola sesión. Si usted tiene alguna aprensión que pudiese quedar “sobrecorregida o artificial”, el Dr. Gerardo Schwember le hará una primera aplicación basal, que puede ser complementada a la semana siguiente, con una aplicación adicional, si usted así lo desea.

 

Opciones de rellenos

Temporales: a base de Acido Hialurónico, si bien es de síntesis en laboratorio, es una sustancia natural y se utiliza para rellenar arrugas y también para aumentar el volumen de alguna área de la cara.(Restylane, Juvederm, Perlane; Prevelle, Hydrelle, Belotero, etc.)

Semipermanentes: del tipo ácido poli-L-láctico. Se usan para las arrugas más profundas. Si bien los fabricantes de estos materiales los promueven como semipermanentes, puede que necesite retoques esporádicos, ya que el proceso de envejecimiento continúa.(Sculptra, Radiesse)

Permanentes: son elementos que contienen habitualmente polimetilmetacrilato (PMMA), que son microesferas que no se absorben en el cuerpo. Sólo se recomienda su uso para zonas que tiene piel gruesa.(ArteFill)

 

Inyecciones de silicona

Son una opción insegura e inaceptable actualmente.

No están aprobadas por la FDA. Son altamente peligrosas porque una vez colocadas en los tejidos pueden producir una reacción inflamatoria crónica y enrojecimento de la piel. Habitualmente son promovidas y ofrecidas por persona sin licencia, que lo suavizan o enmascaran con el nombre de BIOPOLIMEROS.

 Este aceite de silicona, no tiene relación alguna con la silicona empleada en los implantes mamarios.

El aceite de silicona una vez inyectado en los tejidos es imposible de retirar.

 

La consulta

En la consulta con el Dr. Gerardo Schwember, conversará sobre las áreas de su cara que quiere mejorar y de las opciones disponibles para mejorarlas. Juntos podrán decidir sobre el tipo de relleno que necesita y los lugares que deben ser tratados.

También evaluarán:

-Posibilidades de resultado.

-Riesgos y eventuales complicaciones.

 

El tratamiento se hace habitualmente inmediatamente después de la consulta con el Dr. Gerardo Schwember.

Esto se hace en la Sala de Procedimientos, es poco frecuente que se necesite anestesia local, pero es una opción disponible si usted lo prefiere. Habitualmente un procedimiento de este tipo demora alrededor de 20 minutos.

Después del tratamiento

El resultado habitualmente se ve inmediatamente, si bien puede haber una mínima hinchazón adicional. El personal del Dr. Gerardo Schwember le proporcionara compresas frías para aplicar en las zonas tratadas en su cara.

 

Recuperación

Una de las características más atractivas de estos rellenos es que el tiempo de recuperación es mínimo. En la mayoría de las personas es inmediato o pueden tener una hinchazón mínima por un par de días. Raramente es necesario usar algún maquillaje temporal

La duración de los rellenos depende del tipo de sustancia usada:

Los de ácido hialurónico duran entre seis a doce meses.

Los semipermanentes duran entre doce a dieciocho meses.

Los permanentes siguen siendo visibles después de cinco o más años.