Schwember > Especialidades > Ginestética Láser > Laser CO2 fraccionado en menopausia

Laser CO2 fraccionado en menopausia

Con el paso del tiempo y los cambios hormonales, las mujeres comienzan a transitar una etapa de su vida diferente en varios aspectos.

Es frecuente observar cambios en la respuesta sexual, incontinencia urinaria y lubricación vaginal. Todos estos cambios deben ser abordados en conjunto para lograr mejorar su calidad de vida.
El laser de CO2 fraccionado permite abordar diferentes aspectos de esta etapa.
La sequedad vaginal, muy frecuente y molesta para las mujeres que la padecen, puede ser mejorada con aplicaciones de laser CO2 fraccionado en vagina. Mediante el estimulo de calor controlado y las microablaciones que se producen en cada disparo, se genera una cascada de procesos que llevan a renovar el tejido.
Es un procedimiento muy sencillo, ambulatorio, rápido, indoloro y que no afecta a la rutina diaria.

A cargo de la Dra. Sofía Femopase.

La menopausia es una etapa más en la vida de la mujer, en este momento los ovarios dejan de ser la principal fuente de hormona, lo cual se acompaña de cambios en el cuerpo. Podemos decir que estamos en menopausia una vez que ha pasado un año sin menstruar, la edad promedio es de 50 años, pero esto puede variar de acuerdo a cada mujer. Todas son diferentes y responden cada una a su manera, pero es durante los primeros años que se observan con claridad los cambios que se dan por el desequilibrio hormonal, pero con el paso del tiempo algunos síntomas van desapareciendo.
Los primeros cambios que nota una mujer se dan en el período de perimenopausia, es decir en los meses-años que rodean al episodio de menopausia. Pueden observar irregularidades menstruales, sofocos, dolores de cabeza, cansancio, ansiedad, disminución del deseo sexual, incontinencia urinaria. Es frecuente que se presente sequedad vaginal, la cual es consecuencia de la falta de estrógeno y se relaciona en muchos casos con dolor al tener relaciones sexuales y por ende la falta de deseo. Los sofocos son muy molestos y si se presentan por la noche suelen generar alteraciones del sueño, por lo tanto la mujer nota cansancio e irritabilidad emocional durante el día. La incontinencia urinaria suele presentarse con mayor frecuencia en esta etapa de la vida e incluso durante las relaciones sexuales lo cual limita a la mujer en muchos aspectos de su día a día.
En algunas mujeres se puede ver afectada la respuesta sexual, ya sea por la sequedad vaginal, el dolor que de esta deriva, la falta de deseo sexual, el cansancio, la ansiedad e incluso la depresión que puede generase durante esta etapa. La manera de abordarlo va a variar de acuerdo a la dificultad que se presente, a los antecedentes personales de cada mujer y a las posibilidades terapéuticas. Siempre debemos tener una mirada sexológica a parte de la ginecológica, ya que es un aspecto central para toda mujer y está directamente relacionado con su calidad de vida.
Muchas consultan porque siente una disminución en el tono vaginal durante las relaciones sexuales, lo cual se debe a dos factores, por un lado el muscular y por el otro los cambios propios de la mucosa vaginal consecuentes al envejecimiento y a los antecedentes obstétricos. Esto genera una alteración en la respuesta sexual y dificultad en el orgasmo. En esos casos la aplicación de laser vaginal permite devolver el tono que tenía antes, mejorar la calidad de la mucosa, mejorar la lubricación vaginal. Las aplicaciones se realizan una vez por mes y en general se hacen tres sesiones, se practican en consultorio, no generan dolor, no presentan complicaciones y no interrumpen la rutina.
De la misma manera se puede aplicar laser en vagina para tratamiento de la incontinencia urinaria de esfuerzo, la cual es más frecuente en esta etapa de la vida. Se realiza un mínimo de tres sesiones, una por mes y de manera ambulatoria. Todos estos procedimientos deben ser acompañados de un abordaje ginecológico y sexológico que como dijimos previamente varía en cada mujer y se amolda a sus necesidades.
Como ya comentamos la menopausia es una etapa más de la vida, no una enfermedad, por lo tanto debemos individualizar lo que le pasa a cada mujer y de acuerdo a eso trabajar sobre los cambios que alteran su calidad de vida. Se puede usar medicación hormonal tanto en comprimidos como en cremas u óvulos, la elección debe hacerse a medida de cada una y sus antecedentes.
Debemos considerar que en esta etapa de la vida las mujeres están más expuestas a presentar eventos cardiovasculares por lo tanto sería recomendable realizar los controles necesarios, practicar actividad física, tener una alimentación sana, evitar aumentar de peso y buscar actividades que generen bienestar. El Hedonismo es una doctrina de la filosofía que considera el placer y lo antepone en todo momento en la vida de los hombres y mujeres. Por lo tanto, busquemos el hedonismo en cada instante, transitando cada etapa con sus matices y encantos.